CONSERVAS

Filtrar
por precio

030

Conservas Blas Bermejo

Comprar conservas es casi una obligación de cara a tener una despensa con todo tipo de productos que se aguanten guardados un periodo más largo. Siempre son útiles de cara a organizar una comida, son recurrentes y rápidas de elaborar. De hecho, muchas de ellas no necesitan más que abrirlas y servirlas. Otras, quizás un extra de calentar.

Adquirir conservas de calidad, como las Conservas Blas Bermejo, pueden ser ideales para servirlas como plato principal. 

Cómo saber si una compramos una lata de conserva de calidad

El resultado de comprar una lata de conserva buena o de calidad inferior se nota, ya no solo en el sabor, sino que también puede ser crucial en su conservación. Alguna de ellas, para abaratar costes, deciden recurrir a envases de peor calidad, de tal manera que la comida no quedará igualmente conservada, será más sensible a los pequeños golpes o al paso de luz -en algunas conservas esto es vital para que la calidad no mengüe-. 

Aunque parezca una obviedad, la calidad tiene un precio. Algunas empresas también deciden ofrecer productos a un coste bajo ahorrando, precisamente, en la calidad del producto. No es lo mismo unos espárragos en conserva que han sido cultivados en zonas propicias, con los abonos de calidad y el agua necesaria, que otros en los que se han ahorrado costes y el resultado, aunque en apariencia pueda parecer similar, es inferior.

Otra forma de ahorrar en calidad es recurrir a alimentos que no son de proximidad, recurriendo a otros países en los que no se garantizan los mismos estándares de seguridad alimenticia y, por lo tanto, son más baratos a la hora de comercializarlos.

Comprar conservas conocidas es importante porque detrás de las grandes marcas siempre hay un sello de calidad asegurado.

Conservas de mejillones en escabeche

Comprar conservas de mejillones en escabeche es un gran acierto porque son uno de los productos que más gustan a los comensales y que, además, tienen una cantidad de propiedades. Los mejillones tienen muy pocas calorías y son ricos aminoácidos, minerales, vitaminas, ácidos grasos omega-3 (de hecho, es el marisco que más aportan) y tiene propiedades antiinflamatorias, entre otras.

Respecto al escabeche, es una forma de cocinar muy tradicional en la que el aceite y el vinagre es protagonista, junto con algunas hierbas y especias como puedan ser el laurel, pimentón o pimienta. Algunas recetas suelen jugar con los tipos de aceites y vinagres, incluso sustituyéndolo por limón, consiguiendo resultados dispares. Para comprar unos mejillones de calidad, también es importante fijarse en la procedencia. Es España los que mayor tradición tienen y mejor calidad son los procedentes del norte, especialmente el mejillón gallego. 

¿Cuánto vale una conserva?

El valor de las conservas va a variar dependiendo del producto que adquiramos. Incluso, dentro de los mismos también será distinto de una marca a otra.

Sin embargo, siempre sale a cuenta adquirir conservas porque no suelen resultar caras. Además, muchas veces es más fácil encontrar conservas en ofertas más ventajosas que los productos al natural. También suelen tener unos precios más estables, al contrario que suele ocurrir con los productos frescos que dependen mucho más de las condiciones temporales que se estén dando en cada momento.

¿Cuánto puede durar una conserva?

Mucha gente se decanta por comprar conservas porque, por lo general, suelen tener un tiempo de conservación mucho mayor, sin perder la calidad. Algunas duran meses, pero también pueden aguantar varios años con todas las garantías y sin ningún peligro.

Este tipo de compras son ideales cuando se prevé una comida a largo plazo -como pueda ser Navidad- y se quiere tener alimentos ya comprados sin que resulte caro.