London Dry, ginebras en Blas Bermejo

HISTORIA DE LA GINEBRA

2 comentarios Etiquetas: , ,

Después de dedicar varios post al mundo del whisky, nos vemos en la obligación de dedicar uno a las ginebras, aunque podríamos realizar un post muy extenso hemos decidido abarcar los puntos que os detallamos:

Definición:

La ginebra es una bebida alcohólica que se lleva a cabo con destilación de cereal o mosto de uva y que tiene al fruto del enebro como único o principal portador de aroma. Pueden surgir entonces diferentes ginebras según el origen del mosto que se utilice, el número de destilaciones o el número de botánicos que se emplee para aromatizarla.

London Dry, ginebras en Blas Bermejo

Tipos básicos de ginebra:

Ginebra holandesa: se caracteriza por ser un poco más fuerte que la británica, con un marcado sabor a cereales, cuyo consumo es preferible solo, frío y en pequeños tragos.

Ginebra inglesa (ginebra seca ó de Londres): es más ligera y suave, con un cierto aroma a enebro. Su consumo es ideal como trago largo, con hielo y mezclando otros ingredientes. Esta zona es la cuna del auténtico London Dry Gin.

Origen

A lo largo de la historia el enebro o ginebro ha destacado por sus propiedades antisépticas, digestivas y diuréticas. Se tiene constancia de que su madera se usaba para cicatrizar úlceras y como una especie de antídoto contra la sífilis. En resumen, como la mayoría de los destilados, la ginebra comenzó usándose por la medicina y también en los monasterios, denominándose “agua de vida” por ser un gran desinfectante. También otros vieron en este producto una manera de obtener placer.

Aunque, como ya hemos mencionado, en la actualidad distinguimos entre ginebra tipo holandesa o británica, sus comienzos se establecen en las culturas del Mediterráneo y Oriente Medio, siendo responsables tanto del método como de las herramientas para elaborarla.

Ginebras en Blas Bermejo S.L. ( www. blasbermejo.com )

Elaboración y evolución

Para la elaboración de la ginebra se escogen los frutos del enebro de segundo año. La fabricación en sus orígenes era sencilla, debido a que la mayor parte de sus variedades no requieren envejecimiento comenzó a realizarse su destilación en alambiques caseros , que al igual que ocurría con el whisky podían provocar intoxicaciones y graves problemas para la salud.

Su producción industrial se lleva a cabo por Lucas Bols, que comenzó a destilar en Schiedmam y después en 1664 a fabricar en Amsterdam (ciudad portuaria receptora de muchas especies exóticas).

En 1769 los ingleses comenzaron la producción de ginebras, y es entonces cuando Alexander Gordon crea Gordon´s. Seis años más tarde nace en Dunkerque (Francia) la ginebra Citadelle con la real autorización de Luis XVI.

La entrada de la ginebra en España viene de manos inglesas y francesas. En Cádiz destaca Thomas Osborne cuyos descendientes crean la ginebra Gordon, y en Málaga debemos nombrar a Prosper Lamothe cuyos descendientes fundaron las Bodega s Larios.

La revolución en el mundo de la ginebra se produce sobre todo por la introducción del alambique vertical, que permite fabricar ginebras más neutrales. Además este método productivo acelera el ritmo de trabajo y ayuda a neutralizar los sabores.

Este invento ayuda a la creación en el Siglo XX de la London Dry Gin, que se caracteriza por ser seca, sin adiciones de azúcares. Es entonces cuando James Burrogh crea la casa Beefeater y elabora la primera London Dry.

Más recientemente debemos destacar dos acontecimientos que cambian el consumo:

Cuando el director creativo de Absolut crea Bombay Sapphire que, a pesar de ser una London Dry, se caracteriza por ser más suave y tener menos presencia de enebro, llegando así a un público más amplio.

Hendricks revolucionó el mercado en dos vertientes: nos encontramos ante una ginebra que se elabora en Escocia, y para su elaboración se utilizan por primera vez botánicos como rosas o el pepino.

Así aparecen las ginebras conocidas como Super Premium, que se caracterizan por la mayor calidad de su materia prima, nuevos botánicos y la utilización de alambiques más pequeños.

Panorama actual

Fue en la década de los 80 y 90 cuando se puso de moda combinar los licores con bebidas de cola, esto ayudó a la ginebra a imponerse con gran éxito como bebida de trago largo, seguida por el ron y el whisky.

A finales del Siglo XX se extiende el consumo de ginebras Premium, la variedad de este tipo de ginebras llena las estanterías de todos los negocios dedicados a la venta de licores, y el culto en cuanto a su preparación y presentación no para de sorprender a todos aquellos que teníamos a la ginebra como un producto minoritario no hace muchos años.

El boom de las ginebras premium ha venido acompañado de la aparición de tónicas que han contribuido al avance en el consumo de ginebras.

En conclusión aunque hace un par de años se vaticinó que la moda de las ginebras llegaba a su techo y su consumo se vería tocado por la entrada con fuerza de vodkas premium (como ocurre en EEUU), podemos afirmar que el mercado español es fiel a la ginebra y su consumo seguirá teniendo mucho peso en el consumo de destilados.

Entrada escrita por G.B.I.

Comments (2)




Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *