Detalles del Belén expuesto en el Palacio Guevara de la ciudad de Lorca

De Reyes Magos y Ratzinger

0 comentarios

Tirando de agenda he podido recordar las polémicas afirmaciones del anterior Papa Benedicto XVI que tanto llamaron la atención y quedaron plasmadas eternamente en su libro “La Infancia de Jesús”, publicado en el año 2012.

En él, parece ser -les advierto que no he tenido el placer de leer el libro- , se defienden ciertas teorías que desarman la idea, casi universal, de montar un belén con los coprotagonistas el Sr. Mula y el Sr. Buey (papeles de por sí infravalorados en las obras teatrales que se representaban en la E.G.B.), ya que en palabras textuales de su ex altísima santidad “en el portal de Belén no había animales”. A día de hoy, víspera de los Reyes Magos 2015, me da mucha alegría ver como en las representaciones del nacimiento sigue habiendo una amalgama, en algunos casos muy extensa, de toda la creación de Dios nuestro Señor sin discriminación de flora ni fauna.

Detalles del Belén expuesto en el Palacio Guevara de la ciudad de Lorca

Detalles del Belén expuesto en el Palacio Guevara de la ciudad de Lorca

Independientemente que Ratzinger también documentara que no era una estrella sino una supernova la que guió a los reyes magos hasta Belén, lo que en su momento atrapó mi atención fue la certeza del Papa sobre la procedencia de estos, los Reyes Magos eran… ANDALUCES coma y ¡Olé!

Belén expuesto en el Palacio de Guevara de la ciudad de Lorca

Belén expuesto en el Palacio de Guevara de la ciudad de Lorca

Al parecer provenían de la mítica Tartessos, territorio ocupado por las actuales Sevilla, Cádiz y Huelva, de la tierra que los griegos creían era la civilización más antigua de Occidente. Si esto es cierto, que es muy probable, tengo varias dudas de lo que portaron los Reyes Magos hasta Cisjordania fuera oro, incienso y mirra. Seguramente, y como todos los textos sagrados y legislativos están sujetos a interpretaciones varias, los presentes bien podrían haber sido pirita de Río Tinto, romero y jara, quizás tomillo. No sé, con todos los datos en la mano y el simbolismo que rodea a este asunto, siendo prácticos y aplicando la deducción he llegado a la siguiente conclusión: En Huelva Melchor se pasó por Jabugo a retirar un jamón de bellota de esos de las 5 J y que bien haría a María después de no haber podido catarlo en todo el embarazo; Gaspar, que tenía residencia en Osuna (Sevilla), se pasó por la hacienda de Santa Teresa a por una latica de aceite de oliva virgen extra que al niño aliviaría de escozores, y el gaditano Baltasar seguro que agarró un ánfora de vino de uva palomino, de la casa Barbadillo que buen nombre tiene y un nacimiento siempre es de brindar. Pero en fin, dejaré de pensar no vaya a ser que a alguien le dé por declarar este post como apócrifo.

A todo esto, por investigaciones propias –y la biblia sí que he tenido el placer de leerla- os aseguro que los textos sagrados nunca han hablado de que fueran tres los Reyes Magos, no hubo número determinado. También asevero que el regalar y recibir regalos, sean materiales o inmateriales, proporcionan una sensación de satisfacción y alegría maravillosos. Y esto es verdad de la buena.

Señores y señoras, niños y niñas…sean cuantos sean y sea como sea… que pasen una velada de Reyes Magos llena de sorpresa y felicidad, amor y buenos deseos. Saludos Zacalín

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *